jueves, 9 de febrero de 2017

Centenario del nacimiento del general don Jaime Ortega y Olleta


         El próximo día 28 de febrero se cumplen 200 años del nacimiento en Tauste del general D. Jaime Rudesindo Ortega y Olleta. Aunque haremos referencia a él, en las efemérides de esa fecha, queremos destacarlo con la suficiente antelación, dado que sería conveniente recordar el II Centenario de este destacado personaje, especialmente vinculado a Gallur e incluso a Borja.





         Porque, aunque natural de Tauste, donde por otra parte reposan sus restos, la familia Ortega era de Gallur y en esta localidad se conserva su palacio, ahora restaurado, en cuya fachada figuran las armas de los Ortega.
         Hemos aludido a Borja, dado que en su azarosa vida aparece una mujer, de singular belleza, con la que mantuvo una especial relación, posiblemente iniciada durante la época en la que ambos coincidieron en París. Se trata de la II marquesa de González de Castejón, Dª Teresa González de Castejón y Arnedo, a la que algunos autores señalan como la misteriosa dama que le visitó en la noche que precedió a su fusilamiento, en el castillo de Tortosa, y la que le entregó el pañuelo que se conservaba en Tauste.

         A los datos de su biografía haremos referencia en otro momento, pero queremos recordar hoy que Jaime Ortega fue un brillante militar que, durante la I Guerra Carlista, fue recompensado con tres cruces de San Fernando por su heroico comportamiento, algo verdaderamente insólito, así como el ascenso a comandante, por méritos de guerra a los 22 años. A los 26 años era coronel y a los 30 Mariscal de Campo. Capitán General de Canarias y luego de Baleares, su trayectoria experimentó un inexplicable cambio cuando, desde su fidelidad a Isabel II, protagonizó un golpe militar a favor del pretendiente carlista. Tras desembarcar en San Carlos de la Rápita, al frente de 4.000 soldados, fue capturado en Calanda y condenado por un Consejo de Guerra sumarísimo, fusilado el 18 de abril de 1860. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada