miércoles, 1 de febrero de 2017

Efemérides del 1 de febrero


         El 1 de febrero de 1861 fue estrenada en el Teatro del Circo de Madrid la zarzuela El castillo maldito, con letra de José María Huici y música del maestro Antonio Rovira.



         José María Huici fue un prolífico escritor del siglo XIX que había nacido en Utiel, aunque estuvo relacionado con Borja, donde tuvo su casa en la calle de la Concepción que, todavía, conservan sus descendientes.

         Fue Guardia de Corps pero, posteriormente, se estableció en Zaragoza, regentando una Administración de Lotería. Relacionado con los círculos más progresistas de la capital aragonesa, trabajó como periodista, llegando a dirigir El Eco de Aragón, en 1866. Su labor fue muy importante en el ámbito cultural. Conservador del Museo de Antigüedades y miembro de la Comisión de Monumentos de la provincia, también fue nombrado Académico Correspondiente de la Real Academia de la Historia. Falleció en enero de 1894.

         Autor de numerosas obras teatrales, estrenadas en Madrid y Zaragoza, que se representaron con éxito en diversas ciudades. El Centro de Estudios Borjanos, por tratarse de un escritor relacionado con nuestra ciudad, conserva alguna de ellas, aunque conseguirlas no es tarea fácil.




         El Teatro del Circo donde estrenó la obra que motiva este artículo estaba ubicado en la plaza del Rey y, en su origen estaba dedicado a espectáculos circenses. Adquirido por el marqués de Salamanca, fue transformado en teatro en 1846. Destruido por un incendio el 13 de noviembre de 1876, sobre el solar se levantó el Circo Price y, tras su cierre en 1970, fue construido allí un nuevo edificio que, con la contigua Casa de las Siete Chimeneas, fue utilizado por el Ministerio de Cultura y, ahora, por el de Educación, Cultura y Deporte.



         De José María Huici y de su biografía seguimos ignorando muchas cosas. Sin embargo, durante la elaboración de este artículo hemos encontrado referencias a sus éxitos en El Entreacto, un periódico especializado en Teatros, Literatura y Artes, que se publicaba en Madrid. En él se hacía referencia al triunfo alcanzado por el autor, con motivo del estreno en el Teatro de Zaragoza de su drama Don Pedro el Cruel. Tuvo lugar el 24 de octubre de 1839 y, cuando reclamado por el público, salió a saludar al término de la representación le arrojaron desde el patio de butacas una corona de laurel, suprema manifestación de la gloria de un poeta.



         Volvió a representarse el 2 de noviembre, por deseo expreso del Ayuntamiento, y en esta ocasión las muestras de afecto por parte del público alcanzaron su apoteosis. Huici tuvo que salir a escena, siendo coronado por el Director y, a continuación, se leyeron varias composiciones poéticas a él dedicadas. Fueron reproducidas por El Entreacto, junto con la crónica de lo acaecido, haciendo mención expresa a “la coronación del señor Huici”, al que se refieren como “joven”.

         Es curioso que en la última poesía se le califique como “vate aragonés”, pues como hemos dicho nació en Utiel. No obstante, los habitantes de la capital aragonesa lo tenían como autor local y ejemplo que “da Zaragoza al mundo entero”. A nosotros, nos gustaría poder enlazar, con más precisión, su nombre al de Borja, aunque como hemos señalado existe una relación evidente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada