viernes, 10 de febrero de 2017

Efemérides del 10 de febrero

El Congreso de los Diputados en 1853

         El 10 de febrero de 1815 nació en Vitoria D. Francisco Goicoerrotea Grávalos. Era  hijo del Consejero de Castilla D. Esteban de Goicoerrotea y de Dª Juana Grávalos, natural de Tarazona. Esta circunstancia propició que, formando parte de la candidatura de los moderados, fuera elegido en 1853 Diputado en Cortes por el Distrito electoral de Borja, al que en esos momentos pertenecía Tarazona. En esas elecciones resultó vencedor frente a la candidatura progresista de D. Benito Ferrández Echevarría, que había sido Diputado por esta circunscripción en 1846.

         D. Francisco Goicoerrotea volvió a ser elegido en 1854, 1857, 1858, 1863 y 1865. También fue Senador electo en varias legislaturas posteriores y, el 10 de abril de 1877, fue designado Senador Vitalicio. Para entonces era Intendente de la Real Casa y el 6 de agosto de 1878 Alfonso XII le hizo merced del título de marqués de Goicoerrotea. Falleció en Madrid el 11 de enero de 1878.




         El 10 de febrero de 1870 nació en Tierga D. Severino Aznar Embid. Criado en Calcena y Trasobares, de su figura nos hemos ocupado en numerosas ocasiones. El Centro de Estudios Borjanos guarda la mayor parte de su amplia producción bibliográfica, así como diversos recuerdos donados por su nieta.

         Doctor en Filosofía y Letras por la Universidad Central, obtuvo la cátedra de Sociología en dicha universidad en 1918. Tres años después era elegido Académico de Número de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas. Su excepcional personalidad ejerció una gran influencia en diversos ámbitos. Fiel a la Doctrina Social de la Iglesia y representante del pensamiento de la Democracia Cristiana fue precursor del sistema de previsión español. De hecho, colaboró como asesor con el Instituto Nacional de Previsión, desde sus inicios y, tras la guerra civil, desempeñó el cargo de Director General de Previsión. Director del Instituto de Sociología “Jaime Balmes” del CSIC, fue miembro de numerosas sociedades científicas de todo el mundo. Estaba en posesión de importantes condecoraciones como la Gran Cruz de la Orden Pontificia de San Silvestre, o la de caballero de la Orden de la Corona de Bélgica. Medalla de Oro de la provincia de Zaragoza, en 1950 se le tributó un cariñoso homenaje en esta zona, siendo nombrado “Hijo Adoptivo de Calcena”, localidad donde tiene calle y donde el grupo escolar llevó su nombre. También tiene calle en Tierga y un busto conmemorativo. Falleció en Madrid el 19 de noviembre de 1959.



El 10 de febrero de 1877 fue bautizado en la parroquia de San Bartolomé de Borja D. Martín Lajusticia Arilla. Movilizado como soldado fue enviado a Filipinas, donde el 21 de abril de 1898, protagonizó la hazaña que le hizo acreedor a la más alta distinción al valor militar, la Cruz Laureada de San Fernando, que le fue impuesta el 10 de diciembre de 1902, por el Alcalde de Borja D. Feliciano Rivas Foncillas, al mismo tiempo que se le nombraba “Hijo Predilecto de la ciudad”. A su biografía hemos hecho referencia en varias ocasiones, así como a la de su hijo D. Pantaleón Lajusticia Sartaguda que también fue recompensado con la Laureada de San Fernando, aunque en este caso a título colectivo. D. Martín Lajusticia falleció prematuramente el 9 de diciembre de 1909 y sus restos reposan en el cementerio borjano, bajo una cruz en la que se hace constar su condición de laureado.


         El 10 de febrero de 1887 fue bautizado en la parroquia de San Bartolomé de Borja D. Manuel Sierra Pomares. Tras cursar los estudios de Derecho, ingresó en la carrera judicial, siendo nombrado Juez de Primera Instancia e Instrucción de Sariñena. El 7 de octubre de 1919 contrajo matrimonio en Zaragoza con Dª María Josefa de Alcíbar-Jaúregui, en presencia del cardenal Soldevila. Elegido Diputado por la circunscripción “Zaragoza-Provincia”, a la que entonces pertenecía Borja, dentro de la candidatura de la CEDA, desarrolló su actividad en el Congreso de los Diputados hasta la victoria del Frente Popular en febrero de 1936. Tras la guerra civil se dedicó al mundo empresarial y, en diversas ocasiones, prestó su apoyo a su ciudad natal para la solución de diversos problemas. Fue un hombre próximo a la figura del conde de Barcelona, trabajando activamente por la restauración de la Monarquía. Murió en Madrid, en 1965, siendo enterrado en Huesca.



El 10 de febrero de 1977 falleció en Borja D. Primo Irache Sanjuán, que había nacido en esta misma ciudad en 1896. Tras cursar los estudios eclesiásticos en el seminario de Tarazona, fue ordenado sacerdote el 22 de septiembre de 1917, en la antigua colegiata de Santa María, por el entonces obispo de Almería,  D. Vicente Casanova y Marzol, al mismo tiempo que a otros dos presbíteros. Fue el último de los beneficiados de Santa María, donde desempeñó el cargo de capellán de la Asociación de Ntra. Sra. de la Peana y del Santuario de Misericordia, durante muchos años.

Otros acontecimientos que podemos recordar este día fue la donación efectuada en 1146 por D. Pedro de Atarés y su madre Teresa Cajal de los términos de Veruela y Maderuela al abad Bernardo de Scala Dei, según un documento firmado en Borja.
En 1351, se hace donación a Martín Jimeno, vecino de Tauste, de la torre llamada “Campuer” (Canduero), situada en los términos de Gallur y Tauste.

En esta misma fecha de 1569, se concedió autorización a Juan Soro, natural de Mallén, para viajar a Perú como criado. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada