domingo, 5 de febrero de 2017

Exposición de recursos comarcales


         En la obra Recordando a Francisco Domínguez Pablo a través de sus artículos, que ha editado el Centro de Estudios Borjanos y que será presentada el próximo día 10, incluimos una fotografía en la que ha aparece Paco Domínguez, junto con Pedro Luis Pardo Aznar y Manuel Jiménez Aperte, en el antiguo claustro de dominicos, donde se instalaban las que pomposamente eran denominadas “Exposiciones de Arte y Recursos Etnológicos Comarcales”.




         Realizadas a finales de la década de los años 60 del pasado siglo, tuvieron una extraordinaria acogida. En la primera planta del antiguo convento que ahora ocupa el C.C.E.I.P. “Campo de Borja” y que, en aquellos momentos, acogía al Colegio de Ntra. Sra. del Carmen (ya reconvertido en Colegio Libre Adoptado "Juan de Coloma) y, anteriormente, a los Juzgados, se montaban cuatro salas en las que se exhibían obras de Arte de autores comarcales.




         En el claustro o “luna” se instalaba un jardín y en torno a las dos pandas disponibles se colocaban stands dedicados a los vinos y a otros productos elaborados por empresas de la zona o los que presentaba el Plantel de Extensión Agraria. Todo ello dentro de una modestia llamativa, fruto de la escasez de recursos, a pesar de lo cual todo nos parecía extraordinario.
         Durante todo el verano, un grupo de esforzados voluntarios trabajaba intensamente para tener todo listo en septiembre. Se llegó a contar con césped en los jardines, una surtidor o fuente en el centro del patio, iluminación de los arcos y expositores de obra que diseñaba Manuel Jiménez y que, cada año, se desmontaban. 




         Aunque, se conservan memorias detalladas de la organización de las sucesivas exposiciones, han quedado muy pocas fotografías de aquellas muestras y además de mala calidad. Por ello, el haber encontrado ahora imágenes en color de una de ellas constituye un hecho relevante.

         Reproducimos las correspondientes a la zona de vinos. Hay que tener en cuenta que aún no habían comenzado a embotellarse. Fue una bodega de Bulbuente la pionera en ese sentido y, en una fotografía se ven las primeras botellas de la Cooperativa Agrícola Católica de Borja, que era el nombre que utilizaba entonces nuestra cooperativa.




         Y unas vistas en color y en blanco y negro de aquellos jardines que, primero utilizaron grava de color, como precursores del estilo “Borja Zen”, y posteriormente llegaron a sembrar césped, como antes hemos señalado. Algo laborioso, pues requería preparar la simiente con tiempo, dejar que germinase en tierra y luego extenderla con la antelación suficiente para que brotara poco antes de la inauguración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada